sobre la macha: confesiones de un tetrapléjico que ama apasionadamente la vida
Luis de Moya

MuerteDigna.org

"Tratados como personas hasta el último momento"

"sólo a ciertos animales no compensa cuidarlos"

        Soy Luis de Moya y ofrezco en estas páginas argumentos en defensa de la vida humana digna del enfermo y del anciano en sus momentos finales. No matar es tan decisivo para la humanidad que, aparte de ser un imperativo naturalmente impreso en nuestro ser, constituye desde siempre un precepto que exigen médicos, juristas, filósofos, moralistas, personas corrientes con sentido común y que el testimonio de muchos que saben vivir con dignidad en situaciones difíciles, exige que sea adecuadamente garantizado.

          Es necesario manejar con precisión y correctamente unas pocas expresiones, que definen situaciones muy concretas y acciones bien determinadas, de las que depende una buena práctica médica, social y humana, con quienes viven sus últimos momentos.

Testimonios

        Experiencias de personas muy discapacitadas e incurables, entre las que me incluyo. A veces no nos referimos expresamente a la eutanasia, aunque sí al valor de la vida de una persona deficiente.

Los médicos

        La eutanasia se plantea con frecuencia como una cuestión médica. Se recogen criterios médicos clásicos y actuales sobre este modo de acabar con la vida humana y varias reflexiones de especialistas en bioética.

Gente diversa

        Los que entre las dificultades de la vida quieren ser buenas personas, valoran el heroísmo, la abnegación y la generosidad del amor; y ven el «abismo» al que conduce la eutanasia y las falacias más frecuentes cuando se defiende.

Con la Iglesia

        Para un católico no hay duda: la eutanasia no es aceptable, tratándose de matar a un inocente. Un cristiano coherente se sabe hijo de Dios y en El confía también para la hora de la muerte.

La Filosofía

        El concepto de dignidad humana, el sentido de la vida, de la libertad, y qué entendemos por persona afectan al sentido de la muerte. Aceptar o no la eutanasia presupone un peculiar concepto del hombre y de su destino.

El Derecho

        La eutanasia supone suprimir intencionadamente la vida y es calificada de crimen por el derecho. La lamentable experiencia que vamos teniendo donde se tolera aconseja no permitir más el asesinato por compasión.